Por qué se realiza el cambio de año base del INPC

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó el dato de inflación de la primera quincena de agosto con la nueva base del (INPC). Esto significa que la segunda quincena de julio de 2018 es el punto de referencia en el cual se realizan las comparaciones del cambio en los precios. El periodo de referencia del INPC es aquél en el cual el Índice se iguala a 100.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor es un número que nos indica la variación que han tenido los precios de una canasta representativa de los bienes y servicios de un periodo a otro, que consumen en promedio las familias mexicanas. Podemos decir que el INPC es a la inflación, como el termómetro es a la temperatura. Esto nos permite conocer cuál es la inflación en el país durante un periodo específico, ya que la tasa de crecimiento de este índice es la medida oficial de la inflación en nuestro país.

La finalidad de actualizar este indicador es mantener su representatividad del indicador para tener una medición adecuada de la inflación. La teoría señala que cuando la inflación se estima con componentes obsoletos que han perdido su vigencia se puede reflejar un proceso de medición deficiente del fenómeno, por lo tanto, es importante conocer lo que las familias compran, en qué cantidades lo hacen y los lugares en donde realizan sus compras para mantener una canasta de bienes y servicios actualizada que refleje las preferencias de los consumidores, ya que no se compra lo mismo hoy, que hace ocho años.

La nueva canasta considera 299 tipos de productos y servicios que se agrupan en ocho categorías o subíndices de acuerdo con la forma en que los consumidores distribuyen su gasto. Con esto se alcanza una cobertura de 91 ramas de actividad económica, que corresponden a los sectores agrícola, ganadero, industrial y de servicios. Se cotizan mensualmente alrededor de 328 mil precios entre bienes y servicios. Los precios se recopilan en 55 ciudades de las 32 entidades federativas que están distribuidas en siete regiones, donde habita el 73.6 por ciento de la población de todo el país.

Los ponderadores o peso de los productos que integran el índice se calcularon con información de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGASTO) 2012 y 2013 y con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2014 y actualizados vía precios relativos a la segunda quincena de julio de 2018.

La actualización de la canasta de bienes y servicios y la estructura de ponderación utilizada para la elaboración (INPC) también nos permite conocer los principales productos y servicios genéricos en los que más gastan las familias mexicanas, entre los que destacan: la vivienda, gasolina de bajo octanaje, loncherías, fondas, tonterías y taquerías, restaurantes y similares, gas LP, carne de res, cerveza, huevo, leche pasteurizada y fresca, pollo, refrescos envasados, tortilla de maíz, electricidad, autobús urbano, colectivo, paquetes de internet, telefonía y tv de paga, telefonía móvil y universidad. Estas categorías representan casi el 45 por ciento de la estructura de gasto de las familias en México. También podemos observar que la transformación de la estructura del gasto revela que el porcentaje del ingreso que los hogares destinan a la alimentación aumento considerablemente de 23.28 por ciento a 30.29 por ciento.

El INPC está recién afinado con una nueva metodología y un riguroso diseño estadístico, el más completo desde su creación en 1969, todo para cumplir de manera eficaz con su principal uso y propósito que es el de medir la inflación en nuestro país.

#INPC #Inflación #INEGI #AñoBase #NuevaCanasta #Ponderadores

Fuente:
http://www.beta.inegi.org.mx/app/biblioteca/ficha.html?upc=702825104177

 

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *